« La Tolonga »

Mas ácido que el limón.

El Estacionamiento.

Un parrandero y mujeriego iba llegando tarde a una reunión muy importante y no encontraba estacionamiento.
Levanta los ojos al cielo y dice “Señor, por favor consígueme un lugar de estacionamiento y te prometo que iré a misa todos los domingos del resto de mi vida, dejaré a las mujeres y jamás en mi vida me tomaré otro trago…”
Milagrosamente aparece un lugar para estacionar, el tipo se estaciona y dice: “Ya no te preocupes Señor, ya encontré uno.”

Una respuesta a “El Estacionamiento.

  1. RCV febrero 18, 2008 en 11:06 am

    Hay no m*mes… =D

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: